10.24.2008

amoris, amore, amortis

Ayer me ocurrieron varias cosas en los medios de transporte... pero empezaré por la última, que puede ser que se me olvide con más facilidad.
Ya estaba obscuro, eran las 8pm. Estaba esperando en la parada junto a como 20 policías federales, cosa que me daba un poco de miedo, enfrente, estaba estacionado uno de sus carros, una de las policías abrió la cajuela y pude ver tremendos pistolones adentro, cosa que me espantó un poquito más. Escuché a uno de los policías diciendo por su celular, si si, aquí nos quedamos, esperando instrucciones, el objetivo está cerca, aquí permaneceremos hasta que nos digan.
Por fin pasó el micro, bueno al camión grandote que va rumbo a copilco-ajusco etc... Me subí y vi a un chavo enmedio diciendo algo, pagué y me senté, empecé a poner atención.
Declamaba un monólogo, sobre el amor, combinaba latín muchas veces en su presentación...
No entendí muy bien todo porque ya había comenzado cuando yo entré al pesero... Pero narraba la historia del amor en una persona, no estuvo mal... al final de todo pidió una cooperación o por lo menos una sonrisa, yo no lo había entendido todo así que pues nadamás di sonrisa, las personas en el micro aplaudieron efusivamente, incluso el chofer, varios dieron monedas grandes, 10 pesos, 5 pesos, y el chavo seguía diciendo, muchas gracias por apoyar al arte, porque el arte no es nada sin su público... no sé, cosas que a veces me causan conflicto...
Ya se iba bajando cuando un chavo al lado mio le preguntó- oye, y de dónde sacaste la idea, cómo determinaste esa raíz en latín del amor, porque yo conocía amoris no amortis...
-Ah pues si recuerdas en latín el infinitivo se puede dividir en varias ramas, y pues escogí esta porque es la que se puede conjugar mejor... dónde estudias o qué estudias?
-en la UNAM, acatlán, filos
-ah vientos compa, yo estudio acá, letras... pero te doy mi tel y mi nombre para que nos pongamos en contacto, estoy dando unos talleres cerca de donde andas tu, igual y caele no? para que veas y hagamos algo juntos... yo hago más teatro, es lo que me gusta, la palabra hablada
-claro claro
En eso un cuate que iba más atrás lo llamó...
-oye cómo te llamas?
-sahid
-ah, yo soy español y estoy estudiando cine acá por un rato, tengo una compañía de producción de cortos, no quieres participar en uno? De verdad me gustaría hacer un corto contigo en los microbuses...
-chale, no me gusta eso de hacer público mi trabajo
-pero de qué hablas???!!! ya lo hiciste público
-si, pero no quiero parecer mendigo
-cómo vas a parecer mendigo si hablas latín? y hablas sobre conceptos del arte y el amor?
-no se compa, me parece un poco fuera de mi papel como comunicador de arte
-pásame tu número de mobil de todas maneras, yo te hablo
-va
Ya casi se iba cuando una señora lo agarró de la mano y le dijo:
-el señor te ha iluminado hijo mio, pocas personas pueden transmitir su palabra como tú lo has hecho, al cielo irás a pesar de lo que hagas, gracias por liberarnos de la ignorancia y de los pensamientos malos y sucios
El cuate se le quedó viendo con cara de espanto, intentó soltarse de sus manos pero no podía... entonces dijo: que cada quien tome esto como guste, yo simplemente les conté un cuento que hice y preparé para ustedes, porque conocimiento es conocimiento
jajajaja, me dio mucha risa, la mujer lo soltó y él se bajó. El chofer le dio 20 pesos y le dijo, ahí te compras mas hierba mi chavo!
Alguien en el camión gritó a huevo yuhu!!!! jajaja
Es extraño que la gente estuviera tan interesada en oír lo que dijo ese cuate, la neta me hubiera gustado oir desde el principio todo, igual y algún otro día.
En fin, esas cosas raras que me suceden, y por las cuales supongo, que como dice Manolo, tengo que sufrir muchos micros descompuestos, esperas largas, etc... algo así como el pago por recibir buenas narraciones.

7 comments:

Manolo said...

y te dan muy buenas recompensas.. uorale, ojalá huberas podido escuchar todo, normalemente a esos no les dan casi nada, debió haber estado bueno, espero que te toque otro día pa que lo cuentes completo

besos

El Beetho said...

Ese Manolo... a veces pienso que ha pasado a ser como... parte de algún alter-ego bloguero! ;D

Pues yo al igual que Manolo, soy fan de la bici cuando no ando en mi avalancha. Pero igual, cada que me subo a un micro, pasa algo interesante, no tan interesante como lo que cuentas, sólo como un 1% interesante...

the lines on my face said...

manolo: ojalá me vuelva a tocar completito...
beetho: jajaja eso de la avalancha está bueno, y si quieres ver historias raras en micros, lee más, mi blog es prácticamente de eso ;) saludos

R said...

Que bonito! me emocioné! aparte, estuvieron chidas las perspectivas de todos los que le hablaron.
También el chofer se vió buena onda y eso que normalmente van enfurruñados.
saludillos

Pablo G said...

Con tanta policia (yuyu) las cosas pintaban mal desde el principio pero luego, y con hierba de por medio todo es final ¿feliz?, nunca sabemos como acaban estas historias.

Javiere said...

ah shiales, yo quiero subirme a un micro del mismo color. Saludos del cuazanet ahora también por los blogs.

Javiere said...

ah, por cierto, yo una vez tomé uno que iba toooooodo insurgentes y se subió un cuate que tocaba flauta, pero la tocaba magistralmente y se aventó dos o tres sinfonías barrocas con su flauta Yamaha, jajaja. Luego sacó otra flauta más pequeña y de madera, tocó con ambas al mismo tiempo... sí sí, como se oye, dos flautas en la boca. Fue impactante y sublime.

Oye, no es que sea criticón, pero el contraste del azul con las letras blancas me dejó viendo raro cuando terminé de leer éste post, jajajaja.

Más saludos.