1.23.2008

ingenio de niños

El fin de semana que me sacaron al cine en Cuernavaca (chale, de plano me tienen que sacar??? mmm me parezco a un perro perezoso pero super estudioso, jajajaja, qué babosadas digo) pues fuimos a los cines de la plaza grande y muy mamilas que decidieron abrir en Cuerna, la cual evidentemente tiene un estacionamiento muy grandote, escaleras eléctricas y puertas automáticas...
Ya íbamos saliendo, yo estaba más que dormida y parecía un zombie caminante, mi hermano se reía de mi y me cargaba y me colocaba como duende en algunas zonas estratégicas de la plaza, ahí yo hacía algún gesto y me paraba como estatua de marfil, mi hermano botado de la risa y mi mamá diciendome que parecía niña chiquita.
Total que ya dejamos tanto juego, bajamos 2 escaleras eléctricas puliendo nuestros tenis con los pelitos que hay a los lados de las escaleras. Nos dimos cuenta que detrás de nosotros venían 2 niños como de unos 11 años, y claro venían imitándonos. Mi hermano salió con sus jaladas y dijo, ya ves hermana, tus inventos son copiables, puedes imponer modas y ser famosa, obvio que yo nadamás reí y le dije, pobre iluso, jajaja, yo paso desapercibida la mayoría de las veces, que esté loca y me valga madres hacer el ridículo pues no hay duda, pero imponer modas?? cucu.
Seguimos caminando imitando los pasos de mi mamá y los niños atrás de nosotros imitándonos y diciendo shhh callate, que no se den cuenta. Vi de reojo que detrás de ellos venía el resto de su familia.
Bajamos otras escaleras eléctricas, y mi mamá se paró para pagar el estacionamiento en las maquinitas de prepago.... que por cierto, me recuerdan las maquinitas de refresco y siempre digo, uuuy poder sacar dinero, genial!!! pero nel nel, despierto de mi sueño y digo, está muy muy difícil que lo logres...
Al llegar ahí, los papás de los niños se formaron detrás de mi mamá. Mi hermano y yo peléabamos usando nuestras artes marciales chafas y yo haciendo ruidos al estilo Bruce Lee.
Los niños por suerte no nos imitaban, pero decidieron pelearse con la puerta automática:
maldita puerta, te abres cuando quieres no? tienes un ojo que todo lo ve y que no respeta a los niños, nosotros somos dos niños inocentes que queremos pasar y no te abres... hermano usa tus poderes mágicos para abrirla... no, no funciona!!!... puerta responde a nuestro llamado o la furia de nuestros superpoderes caerá sobre tu ojo y nunca más podrás sentir a los humanos cruzando por tus puertas... si si, muere maldito ojo puertudo.
Obvio que mi hermano y yo dejamos lo que estábamos haciendo y los veíamos perplejos pero a la vez botados de la risa, mi mamá nos empujaba para que avanzáramos y nosotros risa y risa, queríamos seguir viendo a los niños...
en verdad que las puertas no se abrían cuando ellos se ponían debajo o enfrente del sensor... en cambio, nosotros pasamos e inmediatamente se abrió... uno de los niños dijo: maldita puerta!!!! pagarás por tus fechorías!!!
son buenos esos inventos de los niños...
(perdón por mi redacción chafa y confusa, estoy comiendo una rica pasta con salmón y mi misma trogloditez me hace divagar qué comeré de postre???, ah además como que me duele la cabeza, supongo que de tanto leer)

10 comments:

anais said...

aaaaaaaaa!!!! maldita puerta ojona y tu maldita porque me anojaste la pasta que hicimos en año nuevo mi mamá y yo :D

pues si, los niños tienen secretos, algunos no se me olvidan todavía porque mi niña interior (como la tuya) está mas vivita y coleando que mi cola
jejeje
chingado
cada dia soy mas simple
o mas feliz

no sé

que bonito es ser simple
simplemente bonito el simplear
como
agua pura agua
ah no
era pura agua pura
jejeje
ya me voy
byeee
:)

Isteri said...

"No recuerdo que escritor dijo que si Dios estaba en todas partes, las puertas automáticas deberían estar siempore abiertas, y como no están siempre abiertas, Dios no existe"

Roberto Bolaño
El secreto del mal

the lines on my face said...

anais: jugaremos en el bosque mientras el lobo no esté y si el lobo aparece a todos nos comerá, lobo estas ahíii.... agua pasa por mi casa cate de mi corazón.... yuhuuuu qué bonito es ser simple, siii!!!
isteri: muy bueno, jajaja, creo que sí tengo que leer a ese cuate..

Sr.X. said...

Niños, niños.

A voz de El gran silencio.

"Quisiera ser niño pra jugar, entre las olas en ellas nadar; quisiera ser ángel para volar; quisiera ser niño para jugar"

Aunque bueno, yo digo que soy un niñote gandalla; como chabelo, hasta me llamo igual que él.

PAz.
:D

Joyrider said...

Esas puertas eléctricas antes me daban miedo, sentía que se cerrarían justo cuando las voy a atravesar y me cortarían en dos. Algo similiar al miedo que siempre me da al cruzar las puertas de un elevador, ya van dos veces que "apachurran".


Saludos.

Karla Verde said...

oye, qué loco! por qué no se abrirían las puertas cuando querían pasar los niños?? esa historia me recordó el capítulo de los simpson donde bart le vende su alma a milhouse y luego cuando quiere entrar al minisuper, no se abre la puerta automática :)

desde que lo ví, siempre que paso por una de esas puertas y compruebo que se abre sin problemas, suspiro aliviada porque sé que aún tengo un alma jajaaja!


abrazos verdes!!

Andrés said...

pretextos para escribir medio mal, nunca fallan.

a mi me ha pasado eso en la puerta, pero yo me miguraba que era por mi ausencia de alma temporal

the lines on my face said...

sr x: gandalla sí, molestón también jajajaja.
joyrider: aplastado entre puertas de elevador!!! ouch!!!
karla verde: jajaja ese capítulo de los simpsons es bueno bueno
andrés: si, qué buenos pretextos no??? jajaja

Anonymous said...

sí que fue divertido. pobres niños, tal vez eran como esa película que tanto miedo da "los otros" y sólo eran producto de tu imaginación... no... es muy tonta esa idea...

the lines on my face said...

hasta donde recuerdo, a los niños no les daba tanto miedo como a otras personas... si si, productos de la imaginacíon...saludos (no entendí lo que quise poner, jajaja ta bien)