12.08.2008

Hay días muy locos!

Hoy que regresaba de correr dejé pasar un micro, estaba medio lleno así que esperé el trole, tal vez no fue lo mejor que pude haber hecho, aunque si lo vemos del lado positivo, ustedes lectores se entretendrán y mi blog cumplirá su función otra vez.
El trole iba detrás de otro micro, alguien le hizo la parada donde no debía, pero por suerte no se paró hasta donde yo estaba, jajaja me reí y dije, menso señor... me subí, di mis dos pesos y desde ahí la cosa se puso medio rara, entraron las monedas e inmediatamente se accionó la palanquita sin que el chofer la activara... El chofer dijo, "muy raro señorita, el trole está conectado con usté"... me dio mi boleto, y vi que había un espacio vacío en el primer asiento del lado del chofer. Casi nunca me siento ahí, sólo si sé que voy a hacer un recorrido muy largo o es hora donde no se llena tanto. Pero dije, por qué no? Me senté y me puse a leer el cartel a mi lado, era sobre el riesgo del dióxido de carbono y lo que no se debe de hacer, las precauciones que hay que tener en esta temporada de frío... me quedé pensando mucho tiempo y en eso vi que subía una señora cargando a un bebé en brazos, me levanté y le cedí mi lugar, me fui a la parte de enmedio, cerca de la puerta pero pegándome a los asientos individuales para no obstaculizar el paso.
En la siguiente parada se subieron una niña de secundaria y su mamá, la niña llevaba en su mano lo que olía como chocolate caliente (se me antojó y recordé la época donde todavía podía tomar eso y disfrutarlo) Se desocupó un espacio más al fondo y una señora vestida muy a la moda (botas peludas afuera de los pantalones, blusa escotada y larga) pasó corriendo para agarrar el lugar...
El problema fue que en el momento de correr atropelló a la niña de secundaria, que iba en la baba, tirándole su chocolate hirviendo, ensuciándose sus botas y dejando empapadas a la niña y la señora...
Alcancé a oir un perdón de la niña, y un ash de la señorita, pero siguió su camino, se sentó y se empezó a limpiar. Yo pensé que todo había quedado hasta ahí, pero no...
La mamá de la niña puso una cara horrible y empezó a quejarse...
-ayyyyyyyyy con esta gente que tiene tanta prisa por poner sus nalgas en un asiento, no se vaya a cansar la señorita! Maldita vieja, mínimo discúlpate con mi hija, le tiraste todo su chocolate! ... Empezó a patear el vaso de chocolate, medio lleno, mojándonos a todos los que estábamos cerca de ella... todo esto mientras maldecía y decía que la gente así merecía ir al infierno, por desgraciados, por hijos de la chingada...
Mientras tanto yo veía el suelo, el trole estaba limpio, no había mas que una servilleta del 7eleven tirada, y pensé, esta señora anda haciendo unas verdaderas cochinadas, le diré algo?No me aguanté las ganas y abrí mi boca..
ana- disculpe señora, yo sé que lo que sucedió fue una grosería, pero pues no veo por qué tiene usted que ensuciar el piso, y echarnos más chocolate a los demás pasajeros, no sería posible que recogiera el vaso y al salir ya lo tirara a la basura?
señora- pinche escuincla, quién te dijo que te metieras? metiche asquerosa! yo hago lo que quiera, nadie me dice que tengo que recoger un vaso del suelo de este pinche trole!
ana- disculpe, se lo pedí de buena manera para que no luego nos andemos quejando de lo sucios que son los transportes públicos
señora-callate pinche putita! si tanto te interesa recógelo tú!
ana- jaja, lo haría si usted dejara de patearlo para todos lados, pero no es mi obligación, no era mi vaso
señora- hija de la chingada, no ves que todavía no asimilo lo que le pasó a mi hija y ahí andas metiendo tus refinadas narices, ponte a estudiar y deja de estar chingando!
yo ya ni quise contestar nada, me puse a ver hacia afuera y le di la espalda
señora- a ver tu metiche, ahora resulta que me ignoras??? metes barulla y a la mera hora me ignoras? qué no tienes huevos???
ana- no señora, no tengo huevos, soy mujer, no gallina!
Veía a mi alrededor, la reacción de los demás pasajeros, estaban asombrados y temerosos de lo que pudiera pasar.
De repente una señora sentada justo al lado de la niña y la señora loca empezó a toser fuerte muy fuerte y a levantar las manos como en señal de auxilio. La señora loca se acercó a ella y le levantó los brazos, otra señora le preguntó si se estaba ahogando, un señor atrás preguntó que si se iba a vomitar, la niña dijo, si se quiere vomitar hágalo, al fin que ya todo está sucio, la señora loca se volteó a verme...
-niña pendeja sin huevos, nadamás deja que ayude a esta señora y después me voy contra ti, te voy a poner los madrazos que tu madre nunca te puso, para que no te pases de hija de la chingada
Por suerte llegó mi parada, agarré el vaso y dije,
-ve señora, tan fácil que hubiera sido levantar su vaso y tirarlo en la basura... la que salió perdiendo fue usted!
Un señor aplaudió y dijo, bravo, eso es ser valiente carajo!
La señora loca me volteó a ver, las puertas se cerraron y me hizo todo tipo de señas obscenas por la ventana gritándome hija de la chingada!!! Yo sólamente dibujé una sonrisa y me despedí con mi mano como si fuera miss universo saludando a sus seguidores...
Tiré el vaso en un basurero que está ahí y dije, pinche vasito, por tu culpa casi me agarran a trancazos!

8 comments:

Manolo said...

aaaa que gente loca

aaaguas con esas señoras locas amargadas que namas buscan pleito.

No entiendo cómo se pueden poner así tan rápido, y en un ratito ya estar queriendo golpear a todos y gritando como locos. Aaaa que gente.


besos

Javiere said...

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja

Que maravilla de relato, me encanta cuando la gente tonta se encuentra con alguien con más de dos dedos de frente y sacan su parte más simiesca =) Felicidades Ana, Yeeeeeah!!!!

krause said...

jajaj ahora si q me alegraste el día jajaja, que bien q le contestaras y no altaneramente como esa señora amargada que no busco quien se la hizo si no quien se la paga jajajja, accidentes son accidentes, serenidad hace falta en este ciudad de locos no de locos(somos afortunado)mas bien de histericos ja..
saludos un abrazo

Ale Morando said...

pin.. vieja loca, ten cuidado con gente amargator que anda ahi buscando pleito jajajaj ahora si me hiciste reír, lo que ocasiona una señora con prisa y un vasito de chocolate caliente jajaja

abrazos y quete mejores de tus muelitas

Javiere said...

sabes? Lo que más gacho me hizo sentir, es que la nenita todavía pidiera perdón cuando ella fue la verdadera agraviada porque ya no pudo disfrutar de su chocolate =(

Martha said...

Borbana!

No te digo, la niora esa me recordo a algunos filosofos que transforman posibles soluciones en mas problemas, o que de plano se deberian quedar callados a veces y no hacer mas cagadero de lo que necesitamos.
En fin, sorry por estar tan desconectada y por ventilar mi ojetez en tu blog pero ando a gorro (checa tu glosario de Chihuahuismos) con la master.
Y pos ya pa que todos se enteren, todo anda bien en Escocia. Luego te escribo mas, pero no hay que desaprovechar el momento cuando te nace querer decirle a alguien que lo extranias tanto que hasta a blogs te metes.
Un abrazote bien fuerte.

May the Force be with you...

Res

dèbora hadaza said...

orale que miedo, q gente tan loca, lo genial es lo de la niña, si quiere vomitar pues hagalo total ya está todo sucio jajajaja

no pos cuidese, y lleve su gas mostaza por si acaso, saludos

R said...

Tu relato no me dió risa, me atemorizó. Que horrible señora!!! afortunadamente llegaste a tu parada.
saludos!