5.13.2009

creciendo y recorriendo

Mamu crece a pasos agigantados, de sus 4 kilos ahora pesa 8, mañana cumple 2 meses apenas, hoy se le pararon las orejas, parece murciélago, y de verdad pensé que era eso cuando vi su silueta por la mañana, jajaja me espanté por un segundo y luego me dio mucha risa, lo cual la pone más loca que de costumbre, no sé por qué si alguien se ríe, quiere como morder la cara, lamer, y pone sus patitas en todo el cuerpo tratando de entender qué sucede. Creo que está en su etapa más exploradora, y cada vez da más lata... ni modo.
Han sido días raros, no he usado nada de transporte público en mucho tiempo, lo cual hace que mi blog pierda su temática normal.
Ahora uso carro, la tsubame, y es extraño manejar en el df. Hay horas de todo tipo.
A eso de las 12 (mediodía) la gente no respeta carriles y van papaloteando, bueno, si llevaran papalotes estaría chido, podrías sacar una muy buena foto aerea... luego por lo mismo, y porque no hay tanto flujo vehicular por esta zona, varios deciden pasarse los altos.
Los fines de semana es aún más raro... los viernes por las noches, mucha gente, pero como que todos enfiestados, entonces hay carros haciendo zig zag, algunos que van muy rápido, otros demasiado lento, y por lo general todos se creen dueños de la calle.
Los sábados y domingos, la gente sale a mensear o no sé a qué, pero es muy molesto, van demasiado lento, viendo hacia otros lados, estacionándose de la nada en lugares no permitidos, etc.
La verdad no me ha tocado manejar en hora pico ni en mucho tráfico, por suerte, pero supongo que no me salvaré.
En fin, no es lo mismo, no es tan divertido, aunque tenga musiquita y llegue pronto, no hay narraciones, sólo hay corajes y estrés. Por algo no había traido el carro, pero bueno, ahora a usarlo.
Quisiera que ya fueran vacaciones, pero sin estar confinados (confitados) a un sólo lugar... pero todavía falta y hay que trabajar duro ahora.

2 comments:

Beetho said...

No desesperes. Hay mucho que contar en todos lados, sólo que el ojo y la inspiración la tienes en otra sintonía. Deja que la señal te llegue bien y verás como luego luego salen las narraciones del auto. Todo es bueno, mientras no nos narres choques, dijeran las abuleitas: Dios nos agarre confesados.

Suerte con la manejada y... mucha precaución por todos aquellos que no saben que es calle compartida. Esos si son un peligro para México! Je je je (yo y la intertextualidad).

Manolo said...

ya casi vacaciones
aguanta


besos