8.11.2010

la llamada

Iba caminando por la calle rumbo al centro de Coyoacán. Pasé cerca de un teléfono público, escuché como si lo hubieran colgado mal...
Segundo teléfono público lo mismo...
Tercer teléfono público sonó... ring ring... Hice caso omiso
Cuarto teléfono público sonó... ring ring... ¡Qué raro!
Quinto teléfono público, más cerca de Coyoacán... sonó... ring ring... ¿Contestaré?
Sexto teléfono público... sonó... ring ring... Contesté: ¿Si?

Del otro lado del teléfono se escucharon voces, como si fuera el bullicio de un mercado... Por fin una mujer dijo: ¡qué raro, nunca había contestado un teléfono público!
También dije lo mismo... Me reí... dije: muuy raro, adiós.
La mujer dijo: adiós.

Seguí caminando, volteando a ver hacia atrás... muy raro.
Esperé en unos escalones pensando cómo había sucedido eso, cuál era el otro teléfono, cómo era la otra mujer que contestó el teléfono, cuántas veces habrá oído el teléfono sonar antes de contestar, dónde estaba...
Las posibilidades de ciencia ficción que representaba esa llamada eran interminables, pasé 20 minutos sentada, abstraída en un pensamiento de diferentes razones para que se diera esa llamada...
No me explico cómo, las líneas se cruzaron, evidentemente, pero en un teléfono público es muy extraño que sucedan cosas así...
Tal vez fue un sueño y no lo supe identificar como tal...
Tal vez fueron las ardillas jugando con los cables telefónicos...
Tal vez fue una coincidencia espacio-temporal...
Tal vez fue una conexión de diferentes dimensiones en el mismo tiempo, como un hoyo negro de comunicación...

No lo sé, estuvo raro y sigo pensándolo...

5 comments:

Ale Morando said...

Pues aunque lo digas de broma, está super raro, porque no fue uno sino 6 diferentes teléfonos.. parece de película de veras...

Skopéin Krause said...

jaja de terror... saludos

dèbora hadaza said...

que padre experiencia, me gusta para corto xD

Yareli said...

Fue una llamada de los ínferos.

Taяuмвa said...

Freaky, freaky, qué cosas te pasan a ti, qué envidia. Voy a tener que volverte cuento. Me dejas robar tu historia?