1.14.2010

en el parque

Hoy estábamos en el parque, yo le lanzaba la pelota a mamu y ella corría como loca por ella, todo tranquilo.
De repente llegó un señor vestido de negro, se le quedó viendo a la iglesia, dijo algo que no entendí entre dientes y se regresó a su carro.
Unos minutos después regresó con una cámara... es muy común que le saquen fotos a esa iglesia y ese parque, más si está bonito el amanecer. Pero empezó a tomar fotos al suelo, a la tierra mojada en las partes de jardín, y de pronto a mamu...
Yo no dije nada, a mamu no le gustan mucho las fotos, y después de un rato se enoja. El señor se acercó a mi, tenía lentes obscuros (muy raro para ser las 8 de la mañana)...
señor: necesito tomar unas fotos de sus colmillos, me puedes ayudar?
ana: colmillos? para qué? por qué la necesidad?
señor: pues es que quisiera hacerme un implante como sus colmillos
(me quedé en silencio)
ana: pues si quiere intentamos, pero no creo que se deje.
Llamé a mamu y empecé a levantar su hocico para que enseñara los dientes... no lo logré...
En ese momento el señor salió corriendo dando vueltas, y diciendo cosas raras, mamu empezó a ladrar y yo la verdad me espanté, así que fui por la correa, las cosas y me preparé para irme....
El señor corrió hacia su carro y ya no regresó...
Muy raro, un vampiro o un sujeto con intención de ser vampiro?
jajajaja

5 comments:

escoriagorgonita said...

Se trataba de un agente del gobierno con la misión de crear una super-raza de hombres lobo.

Ese día tuviste suerte, no se había tomado su medicación y la emoción pudo con el.

Saludos Gorgonitas.

Ari said...

Yo opino que era un vampiro que perdió sus colmillos en un accidente.
Pobrecito :-(

Saludos!

Skopéin Krause said...

ooo tal vez era el vampiro que perdio sus comillos que ya no eran de leche jaja chale... que cosas digo hoy... saludos krauseanos

Taяuмвa said...

Jajajaja, Ana! Qué onda contigo y la gente rara, atraes a cada loco!
Pero debo decir que en general en ese parque siempre pasan cosas raras, tiene una vibra medio freaky, por eso yo casi no paso por ahí.

Saludos!

dèbora hadaza said...

no manches!!! no manches que horror.